Los productos químicos de la ferretería transforman las láminas en lonas impermeables

Para los hackers del hemisferio norte, las estaciones húmedas y frías están sobre nosotros. Mantenerse seco es tan importante como mantenerse caliente, así que ¡qué mejor que un truco o dos para mantenernos calientes y secos! Todo lo que necesitas es una sábana, una cuerda, una carrera a la ferretería local y un poco de conocimiento. [NightHawkInLight] nos tiene cubiertos con el excelente vídeo "Recycled Bedsheets Make The Best Waterproof Tarps" (Sábanas recicladas son las mejores lonas impermeables), como se ve a continuación.

[NightHawkInLight] trae los viejos métodos tradicionales al siglo XXI, dejando de lado el aceite, la cera de abejas y la lona en favor de una sábana reciclada hecha a prueba de agua con silicona. El vídeo entra en los detalles suficientes para que puedas reproducir sus resultados sin miedo a trabajar con el potente disolvente que se utiliza.

El sellador de silicona barato de la ferretería se diluye con nafta, se trabaja en la vieja sábana y luego se cuelga para que se seque durante la noche. ¿El resultado? Una sábana perfectamente impermeable que es tan flexible como antes del tratamiento. Pero, ¿cómo se puede utilizar como una lona, si no hay ojales? Si no ves el vídeo por otra razón, echa un vistazo al ingenioso truco de fijación del final, en el que la tecnología tradicional se pone de manifiesto una vez más con nada más que una piedra y un nudo corredizo.

Podemos imaginar que los usos de estas lonas caseras tan baratas y duraderas son muchos. Tal vez uno podría ponerla en práctica al construir su propia caravana ciclista personalizada.

Fernando Román
Fernando Román

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.